NotGreenWashing Institute
Iniciativa propia

¿Sostenibles por obligación o por iniciativa propia?

Riesgos de no ser una empresa sostenible

Garantizando la sostenibilidad de una empresa ganan todos: ciudadanos, empleados, inversores y proveedores. La crisis económica, la escasez de recursos y los cambios sociales están marcando la agenda de los directivos y cambiando la operativa de las empresas que comprenden el valor de invertir en desarrollo e implantación de estrategias de sostenibilidad.

Los accionistas, consumidores y el resto grupos de interés son cada vez más exigentes:

50% de los consumidores españoles prefiere y escoge productos de empresas que apuestan por la sostenibilidad

56% de los jóvenes entre 21 y 34 años dejaría de trabajar para su empresa, si ésta no cumple con sus expectativas en cuanto a la gestión de sostenibilidad.

La iniciativa “Principles for Responsible Investment” respaldada por las Naciones Unidas, cuenta ya con 1.380 signatarios que administran 59 trillones de dólares.

Una empresa no sostenible se expone a:

  1. Incremento de sus costes operativos.
  2. Falta de preparación para enfrentarse a la escasez de recursos esenciales como el agua.
  3. Pérdida de la competitividad.
  4. Alejamiento progresivo de un segmento creciente de consumidores: los concienciados.
  5. Riesgo de asociarse a una mala reputación.
  6. Dejar de beneficiarse de las ventajas fiscales y de las ayudas para costear el proceso de adaptación que requiere ser una empresa sostenible.
  7. Riesgo de caer en enfoques escasamente constructivos como el greenwashing.
  8. No atraer, ni retener a jóvenes talentos que supondrán el 35% del mercado laboral en el 2020.
  9. No conocer los intereses y expectativas de los stakeholders sobre sus marcas y productos.

Pulse ACEPTAR o siga navegando si consiente el uso de cookies, propias y de terceros, que hace esta web.   Aceptar